'El tren de las 3:10 a Yuma': El western según Mangold













Me gusta y comparto la visión que tiene James Mangold del Western, Lo importante de este Tren de las 3:10 a Yuma no es el espectáculo, los tiroteos, los caballos, los ataques indios o el fetichismo por los sombreros (aunque de todo esto hay en la cinta). Para su director, el genero es un espacio (tanto físico como mental) que permite hablar y discutir sobre temas que van más allá del lugar y época donde se sitúa la cinta.

A través de las acciones y palabras de sus protagonistas se habla sobre las implicaciones que conlleva la búsqueda de libertad, sobre la justicia (quién la ostenta y con qué uso), sobre el sacrificio y la culpa, sobre lo que significa ser una leyenda y sobre el legado que dejamos tras nosotros. La película se guarda para sí misma una opinión sobre aquello que está bien o que está mal pero no le tiembla el pulso al poner en duda la importancia de instituciones como la religión o la familia que durante siglos sirvieron de guía y que, de pronto, se vieron insuficientes para resolver los problemas morales del hombre.

No conozco la obra original El tren de les 3:10 a Yuma (Delmer Daves, 1957) pero, analizando este remake de forma independiente, podemos afirmar que estamos ante una cinta más que interesante y a la que se le debería haber dado más oportunidades. Todo el peso de la película recae en sus dos actores principales (Russel Crowe y Christian Bale) sin olvidar un secundario robaescenas (Ben Forster) y un carrusel de secundarios en estado de gracia.

Mangold sabe mantener la cinta en una punto intermedio entre muchas corrientes. Su puesta en escena es sobria, alejada tanto de los grandes paisajes del cine clásico como del western más crepuscular. Es capaz de asistir al pequeño detalle de un cruce de miradas y también a la gran persecución de una diligencia. Los intérpretes dotan la película de un tono muy moderno pero no se llega en ningún momento al desvarío pop. Se podría tratar de una de las grandes películas del pasado año pero ha sido demasiado maltratada por las distribuidoras y acabará pasando sin pena ni gloria por nuestras pantallas. Podría haber supuesto un catalizador para nuevos westerns pero seguramente se quedará en un fenómeno aislado. Sea como sea, se trata de una gran película que ya tengo ganas de volver a ver en DVD.

Lo mejor: Russel Crowe, Christian Bale y Ben Foster
Lo peor: llevamos un año esperando su estreno

1 comentario :

  1. Excelente pelicula si señor y todos mis hurras para Ben Foster.

    ResponderEliminar

Últimos Posts